Jesús Nazareno de Candelaria, Cristo Rey

Fuente: Asociación de Devotos de Jesús Nazareno de Candelaria
Fotografías: Yo Cucurucho

Jesús de Candelaria, Cristo Rey, Jueves Santo, Cucurucho, Yo CucuruchoHISTORIA DE LA IMAGEN

En la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros, se encontraba el Barrio de Candelaria, un vecindario que estaba bajo el cuidado de sacerdotes dominicos y, en el cual, vivían indígenas, mulatos, esclavos y ladinos que se ocupaban en actividades agrícolas y artesanales pero con una gran fe según lo afirmó el Obispo Francisco Marroquín.

Según la investigación del historiador Victor Miguel Díaz, se puede determinar que el Obispo Marroquín encargó al escultor Juan de Aguirre, originario de Málaga, España, la talla de una imagen de Jesús con la Cruz a cuestas, misma que el escultor que arribó a Guatemala procedente de Perú entregó en el año de 1563.

En este mismo año, 1563, el Viernes de Dolores, el Obispo Francisco Marroquín agonizaba; las personas que le conocían acudieron a visitarle y rezarle y fue tan grande la impresión que tuvieron al ver a Jesús derramando lágrimas de dolor por el Obispo, que recorrienron los pueblos aledaños con la noticia: “Jesús de Candelaria estaba llorando por el Obispo Francisco Marroquín”. Días después, el Viernes Santo, el Obispo fallece.

En el año de 1628, la imagen de Jesús de Candelaria es solemnemente bendecida por el Obispo de Mira, Fray Ángelo María, perteneciente a la Orden de Nuestra Señora de la Merced, como resultado de una gran devoción que despertó entre los vecinos de aquella ciudad y de los pueblos cercanos.

Años más tarde, en 1677, existía u n conflicto entre las cofradías de indios de la Iglesia de Santa María de Candelaria y la de los nobles (españoles) de la Iglesia de Nuestra Señoar de la Merced sobre que día debían procesionarse las imágenes de Jesús Nazareno de las iglesias; fue el Papa Inocencia XI quien dispone que Jesús de Candelaria debe procesionarse el Jueves Santo mientras que Jesús de la Merced se procesionará el día Viernes Santo por la mañana. Esto mismo da certeza de que la imagen del Nazareno de tex morena ya salía en procesión muchos años antes, posiblemente muy cerca de cuando fue tallado por el maestro Aguirre.

Se tiene registros que la imagen era venerada en la Capilla de los Dolores, que se terminó de construir en 1714, que se encontraba situada en lo alto del Cerro del Manchén, al lado de la Virgen de los Dolores del Cerro; dicha capill cumplió como calvario para la parroquia de Candelaria.

En el año de 1733 la imagen sale en una procesión de rogativa para pedir el cese de la peste de viruela que asoló la ciudad.

En 1773, la ciudad de Santiago de los Caballeros fue azotada por los terremotos de Santa Marta, causando gran destrucción de la misma, la capilla de los Dolores quedó casi destruída en su totalidad, sin embargo, la Parroquia de Candelaria se mantuvo en pie, por lo cual de entre los escombros de la capilla se lograron rescatar las imágenes y fueron llevadas a la Iglesia de Candelaria.

El párroco de aquel entonces, el Padre José María Eloso, en 1780 escribe: “Con la total ruina de su capilla se perdieron los retablos. La imagen del Señor se pudo extraer muy maltratada y la hice componer y encarnar de nuevo a mi costa…se halla colocada en la misma capilla provisional con su corona de plata y diadema de chispa sobredorada”. Este mismo año se da la orden de que la Parroquia de Candelaria debe de ser trasladada al Valle de la Ermita. Es así como hacen un largo peregrinaje las imágenes de Jesús Nazareno, la Virgen de Dolores del Cerro, probablemente la imagen de la Virgen de Candelaria, además de copones, cálices, coronas y las varas de la cofradía de Jesús Nazareno hasta llegar al nuevo templo de Candelaria, cerca del Cerrito del Carmen.

Las pertenencias de la Iglesia de Candelaria llegaron al Valle de la Ermita el 19 de mayo de 1784; fueron recibidas con repique de campanas, rezos y alabanzas de los devotos presentes. La Parroquia trasladada se fusionó con la Parroquia de la Asunción, ya existente en el Valle y tomó por nombre Parroquia de Nuestra Señora de Candelaria.

Debido a los altos gastos más por el traslado, así como la construcción del templo, además de la reorganización de la Parroquia en si, la procesión de Jueves Santo fue suspendida por varios años, reanudándose nuevamente en el año de 1820.

En 1830 un sismo sacude el Valle de las Vacas, dañando el Templo de Candelaria por lo que las imágenes fueron llevadas al Cerrito del Carmen mientras se reparaba la edificación. Un año más tarde, el templo se vuelve a abrir y las imágenes retornar al mismo.

La tarde del sábado, 3 de febrero de 1917, la imagen de Jesús de Candelaria es Consagrada por el Arzobispo de Guatemala Monseñor Julián Raymundo Riveiro y Jacinto, en una solemne ceremonia en la que pudo apreciarse al Nazareno en un altar en forma de Cáliz. Es así como Jesús de Candelaria es la segunda imagen Consagrada en Guatemala y la Primera que se Consagra en la nueva capital.

El 11 de diciembre de 1925 el Papa Pío XI establece la fiesta universal de Cristo Rey, como conclusión del Año Santo. En el año de 1927 se desató en México una persecusión contra la Iglesia y lo mártires adoptaron como grito de lucha: “Viva Cristo Rey”. En conmemoración de dichos mártires y, por ser primera vez que se celebraba la festividad de Cristo Rey en Guatemala, se le dio el apelativo de Cristo Rey a Jesús de Candelaria, el 6 de febrero. Las ceremonias en honor a Cristo Rey fueron efectuadas en la Parroquia de Candelaria en donde Jesús Nazareno estuvo presidiendo el Altar Mayor. Además de conmemorarse dicha festividad, se rogó por las víctimas de la persecución de ese mismo año.

En el año de 1934 y 1935, se realizó una procesión de la Reseña con la imagen de Jesús de Candelaria el Domingo de Ramos. En este mismo año, 1934, se elige como marcha oficial la titulada como “Una lágrima” compuesta por Manuel Enrique Moraga.

El domingo 8 de febrero de 1959, Jesús de Candelaria sale en una Procesión Extraordinaria como parte de la celebración del Congreso Eucarístico que se realizaba en Guatemala.

En el año de 1963, la imagen de Jesús de Candelaria realizó una peregrinación a la Antigua Guatemala, llegando a su antiguo templo y desde el cual inició un solemne Cortejo Procesional por las calles de la Ciudad Colonial conmemorando el cuarto centenario de la imagen.

Miguel Ángel Asturias, premio nobel de la literatura, fue gran devoto de Jesús de Candelaria, por lo que en 1968 le obsequió una túnica de color morado, bordada en oro que mandó a confeccionar a España. Así mismo también escribió el poema titulado “Jesús de Candelaria”.

Para el año de 1972 se estrenan nuevas andas en la procesión de Jueves Santo, dando capacidad para 80 cargadores, sin embargo, son tantos los devotos que a principios de la década de los 80, las mismas se amplían a 100 brazos y, años más tarde, aumenta a su capacidad actual de 114 brazos.

El Lunes 4 de abril de 1983, una señora entró al templo de Candelaria cargando un recipiente entre sus manos, se paró delante de la imagen de Jesús de Candelaria, que se encontraba aún sobre el anda, y comenzó a rociar dicha anda con gasolina; devotos que se encontraban en el lugar lograron detener a la señora andes de que prendiera fuego a la imagen de Jesús Nazareno.

El 9 de febrero de 1992, Jesús de Candelaria sale en una Procesión Extraordinaria conmemorando los 75 año de Consagración; además de ello, la procesión de Jueves Santo ingresa a la medianoche, una hora más tarde de lo habitual.

En el año 2000, se estrena una Cruz, laminada en plata con cantoneras y parra de oro, a la inversa de su tradicional Cruz dorada estrenada en los años 50; además de ello, el cortejo de Jueves Santo inicia a las 7:00 a.m. 10 años más tarde, 2010, Jesús de Candelaria inicia su procesión a las 6:30 hrs.

El 3 de febrero de 2017 se celebró el Centenario de Consagración de la imagen para lo cual, el Nazareno fue colocado en una bella plataforma permitiendo que los devotos pudieran caminar a su alrededor aprenciando la exquisita escultura y elevando oraciones a nuestro Señor; un detalle muy especial es que la imagen fue revestida con la túnica que utilizó el día de su Consagración.

El domingo, 12 de febrero, Cristo Rey salió en una Extraordinaria e Histórica Procesión, celebrando el centenario de Consagración. El recorrido que inició a las 7:00 a.m. y finalizó cerca de la medianoche, recorrió las calles del Centro Histórico en donde la imagen del Patriarca San José, venerado en el Santuario de San José y Jesús Nazareno, que se venera en el Templo Mercedario, salieron a su encuentro al pasar por cada uno de los templos. Además de ello, hermandades acompañaron el cortejo así como colegios y bandas escolares. Durante su recorrido hubo quema de pólvora, fuegos artificiales y cientos de alfombras elaboradas por sus devotos.

La imagen de Jesús Nazareno de Candelaria es una escultura tallada en madera, de estilo prebarroco, que tiene la particularidad que lleva su mirada hacia el frente, sólo unas cuantas varas adelante. Posee una leve inclinación hacia adelante, debido al peso de la Cruz. Su rostro muestra una inmensa angustia y dolor, mismo que se puede observar en sus ojos, tallados en la misma madera, de color verde olivo y los párpados muy abiertos. Su boca entreabierta permite observar una hilera de pequeños dientes, además de su lengua morada, a causa de la deshidratación, misma que se refleja en los labios también amoratados que se asoman debajo del bigote y por encima de la barba finamente tallados. Además de ello se puede apreciar una fisonomía indígena con una tez morena.

DOCUMENTOS

LEYENDAS

POEMAS

GALERÍAS FOTOGRÁFICAS







OTRAS FOTOGRAFÍAS