Origen del Santo Rosario

Santo Rosario, Rosario, Santo Domingo de GuzmánCiudad de Guatemala. Guatemala
Texto: Yo Cucurucho
Fotografía: Yo Cucurucho
Fuentes: Fray Luis Roberto Aguilar / Aciprensa

Para hablar del origen del Santo Rosario, debemos remontarnos muchos años atrás, a la antigua Gregia y Roma, en donde los habitantes solían decorar las estatuas de sus dioses con coronas, elaboradas con rosas, como una muestra de amor y de entrega a las mismas.

Durante la persecusión de los cristianos, todas aquellas mujeres que eran condenadas al martirio, se colocaban sus ropas más vistosas y, en sus cabezas, colocaban coronas de rosas, tal como se solía hacer antes con las estatuas, como una muestra de alegría por el pronto encuentro con Dios. Al caer la noche, los cuerpos martirizados eran tirados en las afueras del Coliseo, en donde los cristianos llegaban a recoger los mismos para darles sepultura, aunque algunas veces no quedaban cuerpos que enterrar, y recogían también las coronas que habían utilizado las mujeres. Ya reunidos en sus comunidades, recitaban una oración o un salmo por cada una de las rosas pidiendo el descanso de las almas de los mártires.

Esta práctica se fue extendiendo a tal punto que la Iglesia comenzó a rezar el Rosario, que significa “Corona de Rosas”, que consistía en recitar los 150 salmos escritos por el rey David ya que, además de ser una oración muy agradable para quienes la decían y escuchaban, consideraban también que era muy agradable para Dios. Sin embargo, un gran numero de cristianos no podían realizar este acto piadoso, ya fuese por no conocer los salmos, no tener acceso a ellos o no saber leer, por lo que la Iglesia ideó pronto que, los devotos que tuviesen estos problemas, podían sustituir los salmos por 150 Avemarías, recitadas en 15 grupos de 10. Es este el rastro más antiguo del rosario, al cual se le conocía como “el salterio de la Virgen”.

Santo Rosario, Rosario, Santo Domingo de GuzmánPara finales del siglo XII, Santo Domingo de Guzmán se encontraba muy afligido por lo difícil que estaba resultando la conversión de las personas al cristianismo, a causa del pecado, por lo que tomó la decisión de apartarse al bosque y dedicarse a rezar. Durante tres días y tres noches rezó incansablemente, además de hacer penitencia y flagelarse hasta llegar al punto de perder el sentido. Fue entonces cuando la Virgen María apareció delante de él acompañada de tres ángeles y le dijo que la mejor arma para convertir a las almas duras, no era la flagelación, sino el rezo del salterio en su honor.

Con fuerzas renovadas, Santo Domingo marchó hacia la catedral de Toulose en donde reunió a las personas. Justo comenzaba a hablar cuando una fuerte tormenta de rayos y fuertes vientos se desató, asustando a todas las personas. Todos los que se encontraban en aquel lugar se alistaban para irse cuando, de repente, vieron que la Virgen María apareció en lo alto de la catedral y alzó tres veces los brazos hacia el Cielo. Santo Domingo, sin vacilar, comenzó a rezar el saltería, tal como ella se lo había indicado en el bosque, y milagrosamente la tormenta cesó.

El rezo del rosario se mantuvo activamente durante muchos años, aún después de la muerte de Santo Domingo, sin embargo, luego de 100 años, el mismo se fue olvidando a tal punto que eran muy pocas personas quienes continuaban practicando su rezo.

Santo Rosario, Rosario, Santo Domingo de GuzmánUna fuerte epidemia, conocida como “la muerte negra” cayó sobre toda Europa matando a muchísimas personas. Fue entonces cuando el superior de los dominicos de la provincia francesa, Fray Alan de la Roche, tuvo una aparición en la que Jesús, la Virgen María y Santo Domingo le solicitaron que reviviera la costumbre del rezo del Rosario. Inmediatamente el padre Alan junto con los demás frailes dominicos iniciaron la propagación del Santo Rosario y, para el año de 1460 el mismo ya contaba con la estructura y forma que actualmente conocemos, además de contar con la aprobación eclesiástica y se fue extendiendo por todo el mundo hasta nuestros días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s