[Novena a Jesús del Beaterio de Belén] – Día Séptimo

Vía Crucis Penitencial, Procesión, Jesús Nazareno, Jesús de la Indulgencia, Jesús del Beaterio de Belén, Beaterio de Belén, Cucurucho, Yo CucuruchoSeñal de la Cruz

Acto de Contrición
Pésame Señor de la Indulgencia, en el alma el haberos ofendido por ser la esencia del bien, mi Dios querido y haber pecado contra vos, mi Bien Amado. ¡Piedad Señor, misericordia os pido! Y propongo firmemente arrepentido, enmendar mi vida peregrina y antes morir si es en gracia divina que volver a ofenderos Jesús mío.

Y os ofrezco oh mi Dios en quien confío, mis penas, mis trabajos y mi vida con el alma contrita, agradecida y la amarga pasión que habéis sufrido. Los tormentos, las afrentas y dolores con la muerte ignominiosa que has querido, padecer por nosotros pecadores. Por vuestro amor Jesús, hoy conmovida vuestra piedad suplica arrepentida con todo el corazón, el alma mía. Amén.

Oración para todos los días
¡Oh dulcísimo Jesús de La Indulgencia!
Dios Eterno y Adorable Redentor, inclinado ante vuestra omnipotencia ved a un pobre y humillado pecador que os implora que atendáis benignamente su angustiado y suplicante corazón. Yo se bien que os mostráis siempre indulgente con los fieles que os dirigen su oración y que sois de las almas el consuelo en las penas de esta vida ¡Buen Jesús! ¡Oh Augustísimo Señor que en desconsuelo vais camino del Calvario con la cruz azotado, con espinas coronado y a la muerte sentenciado en mi favor.

Al miraros con el rostro ensangrentado bajo el peso del madero abrumador me avergüenza Jesús mío haber pecado y me angustia haberos dado tal dolor. Sin embargo Vos me amáis de tal manera que a la muerte os entregáis porque no muera siendo yo el culpable y Vos mi Redentor ¡Soberano Rey del Cielo y Gran Señor! Que el camino que yo siga sea el vuestro y la cruz haced que abrace con valor para veros en el cielo Rey Eterno pues comprasteis con amor mi salvación. Amén.

Día Séptimo
Consideración
Contempla alma mía a tu Redentor, espejo clarísimo de la divinidad que sudando entre mortales congojas y manando sangre camina hacia el Calvario sin tener una toalla con que enjugar su rostro, ni las manos libres para limpiar sus Santísimos ojos eclipsados por el polvo y por la sangre que baja de su sagrada cabeza, hasta que acercándose al Señor la compasiva Verónica limpia su Santísima faz con un lienzo quedando impreso en el su Divino Rostro.

Oración
¡Oh mi Amado Redentor! Concededme la gracia para que en los lienzos de mi alma y corazón, lleve siempre impresas vuestras penas y congojas, a fin de que algún día pueda haber con los Ángeles del Cielo, la hermosura de vuestro Divino Rostro. Y os suplico Señor mío que os dignéis concederme la gracia que en esta novena os pido, si fuera para vuestra mayor gloria y bien de mi alma. Amén.

Rezar un Padre Nuestro, Ave María y Gloria

(Realizar la petición deseada)

Afectos a Jesús Nazareno
V/ Oh amoroso Nazareno por Vuestra infinita paciencia
R/ Recibid nuestros afectos ¡Oh Jesús de la Indulgencia!

V/ Entre burlas y desprecios camináis Dulce Jesús entre blasfemos y necios bajo el peso de la cruz. Nazareno Penitente ¿Quién con Vos fuese indulgente al mirar vuestra inocencia?
R/ Recibid nuestros afectos ¡Oh Jesús de la Indulgencia!

V/ Escupido y maltratado camináis a paso lento hacia el monte del tormento a morir por el pecado. ¿Quién al veros abrumado escuchará su conciencia?
R/ Recibid nuestros afectos ¡Oh Jesús de la Indulgencia!

V/ Entre ataduras y lanzas por la calle de amarguras veis llorar sin esperanzas a la Virgen con ternura. ¿Quién al ver su desventura no llorará con vehemencia?
R/ Recibid nuestros afectos ¡Oh Jesús de La Indulgencia!

V/ Con golpes y moretones vuestro rostro a sido herido y de sangre lo han teñido los verdugos y sayones. ¿Quién oh Señor detuviera su crueldad y su insolencia?
R/ Recibid nuestros afectos ¡Oh Señor de La Indulgencia!

V/ ¿Oh Jesús quien comprendiera que Vos trocáis nuestra suerte dándonos vida por muerte en la patria verdadera? ¡Endulzar Señor quisiera Vuestra amarga penitencia!
R/ Recibid nuestros afectos ¡Oh Señor de La Indulgencia! Amén.

Oración a María Santísima
Con esperanza eh venido a Vos Madre Dolorosa con el alma pesarosa y el corazón compungido por la espada del dolor, viendo a Jesús afligido por mí, ingrato pecador. Dadnos Madre ese valor para seguir su camino y cambiar nuestro destino con vuestra ayuda y amor. A Vos venimos Señora para lograr el perdón de nuestras culpas y ahora ¡Oh Virgen por compasión! Alcanzadme ese favor que en esta novena pido y así viva agradecido por vuestra gracia al Señor. Amén.

Rezar un Ave María y Gloria

Oración final en honor y reverencia a la Sagrada Llaga del hombro de Nuestro Señor
¡Oh Jesús me conmueve mirarte!
Cargando con la cruz desfallecido y al ver tu dulce rostro entristecido al Calvario quisiera acompañarte. Esa llaga que tienes en el hombro que te causa tan enorme sufrimiento mi alma estremece con tal dolor y asombro al ver a Dios, sufrir tan cruel tormento.

¡No me veas Jesús mío indiferente! Por las faltas que en la vida he cometido, mírame Jesús y sé indulgente al seguir tu camino arrepentido mira aquí mi corazón herido, por tu amor con espinas de tu frente. Ayúdame Señor yo te lo ruego en el peregrinar tan azaroso de la vida que es camino pedregoso para llegar al cielo, y verte luego ¡Atiende mi oración, oh Jesús mío! Amén.

Jaculatoria Final
Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar, la Pasión y Muerte de Nuestro Redentor y los dolores y lágrimas de María Santísima. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s