[Viernes al Corazón de Jesús] – Primer Viernes

Sagrado Corazón de Jesús, Candelaria, Procesión, Cucurucho, Yo CucuruchoSeñal de la Cruz

Acto de Contrición
¡Señor mío, Jesucristo! Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.

Ayudado de vuestra divina gracia propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

Promesa
Yo te prometo, en el exceso de la misericordia de mi corazón, que mi amor omnipotente concederá a todos los que comulguen los primeros viernes de mes, durante nueve meses consecutivos, la gracia de la penitencia final, y que no morirán en mi desgracia, ni sin recibir los Santos Sacramentos, asegurándoles mi asistencia en la hora postrera.

Primer Viernes
¡Oh buen Jesús, que prometisteis asistir en vida, y especialmente en la hora de la muerte, a quien invoque con confianza vuestro Divino Corazón! Os ofrezco la comunión del presente día, a fin de obtener por intercesión de María Santísima, vuestra Madre, la gracia de poder hacer este año los nueve primeros viernes que deben ayudarme a merecer el cielo y alcanzar una santa muerte. Amén.

Padre Nuestro

Señal de la Cruz

Anuncios

Un comentario

  1. Esta devoción pide confesión dentro de los 8 días del Primer Viernes; por eso me gusta, aproveché ayer.

    INVOCACIONES DE SANTA MARGARITA MARÍA ALACOQUE

    Humildemente postrada al pie de tu Santa Cruz, te diré con frecuencia, divino Salvador mío, para mover las entrañas de tu misericordia a perdonarme.

    Jesús, desconocido y despreciado Ten piedad de mi
    Jesús, calumniado y perseguido Ten piedad de mi
    Jesús, abandonado de los hombres y tentado Ten piedad de mi
    Jesús, entregado y vendido a vil precio Ten piedad de mi
    Jesús, vituperado, acusado y condenado injustamente Ten piedad de mi
    Jesús, vestido con una túnica de oprobio y de ignominia Ten piedad de mi
    Jesús, abofeteado y burlado Ten piedad de mi
    Jesús, arrastrado con la soga al cuello Ten piedad de mi
    Jesús, azotado hasta la sangre Ten piedad de mi
    Jesús, pospuesto a Barrabas Ten piedad de mi
    Jesús, coronado de espinas y saludado por irrisión Ten piedad de mi
    Jesús, cargado con la Cruz y las maldiciones del pueblo Ten piedad de mi
    Jesús, triste hasta la muerte Ten piedad de mi
    Jesús, pendiente de un infame leño en compañía de dos ladrones Ten piedad de mi
    Jesús, anonadado y confundido delante de los hombres Ten piedad de mi
    Jesús, abrumado de toda clase de dolores Ten piedad de mi

    ¡Oh Buen Jesús! que has querido sufrir una infinidad de oprobios y de humillaciones por mi amor, imprime poderosamente su estima en mi corazón, y hazme desear su práctica.

    Santa Margarita María de Alacoque
    (La predilecta del Sagrado Corazón de Jesús)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s