Meditación del Santo Rosario: Misterios Dolorosos

Ciudad de Guatemala, Guatemala
Texto: Yo Cucurucho
Imágenes: Internet
Fuente: Santo Rosario. Compendio de rezo, meditación y devoción mariana

Meditación del Santo Rosario: Misterios Dolorosos

Doloroso01PRIMER MISTERIO DOLOROSO:
LA AGONÍA DE JESÚS EN EL HUERTO DE GETSEMANÍ

Arrepentimiento / Corregir al que yerra / Asumir las tentaciones
<<Bienaventurados los perseguidos a causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos>>.

Jesús es tentado por las fuerzas maléficas, pero dicha tentación no se origina en Él mismo. Porque Jesucristo es santo y perfecto, porque había vivido en armonía perfecta con su pureza de espíritu y su plenitud de gracia. Así, Jesús padeció una tentación que era imposible que se hiciera efectiva. Sencillamente, la tentación de aquel momento solo tenía por objeto cuestionar los acontecimiento con humildad: Jesús dialoga con el Padre para saber si es posible un proceso salvífico menos crudo y exigente. Pero, en seguida, ya superada la tentación, Jesús reconoce la idoneidad de la decisión del Padre: el plan de Salvación será misericordioso con su Hijo. La pasión y la muerte de Jesús serán trámites mundanos bajo la Gloria divina que le espera.

Doloroso02SEGUNDO MISTERIO DOLOROSO:
LA FLAGELACIÓN DE JESÚS

Pureza / Amor incondicional / Vestir al desnudo de corazón
<<Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados>>.

Jesús no se deja coaccionar por los hombres en ningún momento del injusto castigo.

Él no teme las críticas ni las inminentes represalias.

No teme de lo que los hombres puedan hacerle, ni del daño que puedan causarle.

.

.

.

.

Doloroso03TERCER MISTERIO DOLOROSO:
LOS INSULTOS A JESÚS Y LA CORONACIÓN DE ESPINAS

Coraje / Amor propio / No-ira /Perdón de las injurias / No cometerás falsos testimonios / Las cuatro virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza, Templanza.
<<Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan contra vosotros toda clase de calumnias por mi causa. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en el Cielo>>.
<<No matarás>>.

Aquel sufrimiento se desata sin control. Están haciendo leña del árbol caído, torturando a Jesús por mera diversión. Todo aquello comienza a ser doloroso e insoportable. Es un Misterio clave: semejante sufrimiento ya constituye un acto fundamental para nuestra salvación, aunque sus torturadores lo ignoren. Jesús sabe que acaba de comenzar una escalada de violencia que arrasará su cuerpo hasta la crucifixión. Jesús padece cada latigazo y cada espina atravesando su carne. Su condición divina está siendo rebajada y ultrajada por voluntad propia: el Hijo de Dios conoce perfectamente la hiriente travesía que le espera.
Jesús es condenado injustamente, pero la verdad es que fue Él quien se ofreció a sí mismo en expiación como vía de salvación para la humanidad. Ellos, los pecadores, manejaban un poder quimérico y una falsa justicia muy propia de hombres mortales.

.

Doloroso04CUARTO MISTERIO DOLOROSO:
LA SUBIDA DE JESÚS AL MONTE CALVARIO CON LA CRUZ A CUESTAS

Paciencia / Tranquilidad / No-pereza / Redimir al cautivo / Consolar al triste
<<Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra>>.

Es el “Vía Crucis” o el “Camino de la Cruz”. Jesús conduce los pecados del mundo al monte Calvario. Él ha sido elegido para reconciliar un mundo espiritualmente devastado.

Realiza aquel suplicio con total libertad. Porque es precisamente esa libertad la que pone al servicio de la salvación del género humano. Aquella subida la realizó sin tener ningún inconveniente en asumir semejantes humillaciones, fatigas y dolores.

Al actuar según los planes de Dios, Jesús expresaba fielmente la libertad salvadora del Padre, sin pecado alguno.

.

.

Doloroso05QUINTO MISTERIO DOLOROSO:
LA CRUCIFIXIÓN Y MUERTE DE JESÚS

Autonegación / Respeto a Dios / Sufrir con paciencia los defectos de los demás
<<Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados>>.
<<No dirás el nombre de Dios en vano>>.

La Madre de Jesús está a los pies de la Cruz. Ella también tiene una misión salvífica: ser la Madre del género humano en esa nueva vida lograda a través de la Cruz. Jesús lleva a cabo la misión del profeta, abandonándose a sí mismo para cumplir la tarea que Dios le ha encomendado, aceptando la gran ignominia de aquella brutal y despiadada crucifixión, porque Jesús confía en su propia resurrección revelada por el Padre.
He ahí el crucificado. Es Jesús quien padece por nosotros. Su nombre significa que Dios nos salva. A la vez, está expresando su identidad y su misión a través de su bendito nombre. Nos está salvando de nuestros pecados. Jesús entabla una lucha intensa contra las potencias del pecado, del mal y de la muerte. Y el mayor combate es precisamente contra el pecado de la carne, la mayor infamia terrenal.
La Virgen María acepta íntimamente el Misterio del sufrimiento redentor de su Hijo agonizante. Jesús acabará aniquilando el pecado para transformar al hombre hasta convertirlo en una redimida y nueva criatura de Dios. La Crucifixión es la muerte real de Jesús en cuanto a hombre, separándose del cuerpo y del alma, aunque ambos sean divinamente mantenidos para el inminente proceso de resurrección, vía regazo del Padre. Tras un calvario brutal e inhumano, Jesús ha cumplido su misión terrenal venciendo a los pecadores: asumió las culpas ajenas, aquellas que pesaban sobre sus verdugos.
Jesús se redime en la Cruz, su sacrificio hace posible la reconciliación de los hombres con Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s