Meditación del Santo Rosario: Misterios Gozosos

Ciudad de Guatemala, Guatemala
Texto: Yo Cucurucho
Imágenes: Internet
Fuente: Santo Rosario. Compendio de rezo, meditación y devoción mariana

Meditación del Santo Rosario: Misterios Gozosos

Gozoso01PRIMER MISTERIO GOZOSO:
LA ANUNCIACIÓN O LA ENCARNACIÓN DEL HIJO DE DIOS

Humildad / Sencillez / Modestia / No-soberbia / Castidad / No-concupiscencia / Continencia / No-lujuria
<<Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos>>.
<<No cometerás adulterio>>.

La Virgen María posibilitó el nacimiento de Jesucristo y ayudó excepcionalmente a la salvación de la humanidad, de manera que ocupa un lugar privilegiado en la Iglesia. Jesucristo fue engendrado por la Virgen María, una mujer de la cual recibe la carne, la sangre y la condición humana. Dios se expresó a través de la Virgen María, haciéndonos llegar al mundo al Redentor como hombre que salva a la humanidad. Emmanuel significa Dios con nosotros, o sea: Jesucristo. Y puesto que es el Mesías, su mención en el Antiguo Testamento tiene una consideración estrictamente mariológica: se menciona directa o indirectamente a la Virgen María. Así, se nos augura claramente el nacimiento virginal del Mesías, se vaticina el nacimiento de Jesucristo a través de la mujer de la cual nacerá, es decir, la Virgen María. La Santísima Virgen María es la Madre de Dios, lo cual implica la divinidad del Hijo que ha nacido de una mujer, la misma mujer de la cual nace el Hijo del Altísimo. Dios llena de gracia plena a la Madre. Es la concepción del Hijo de Dios, el Mesías se posiciona en la matriz de la Virgen María, por obra y gracia del Espíritu Santo. Dios quiere que la mujer, la Madre, participe activamente en la encarnación del Hijo, porque así Jesucristo formará parte del género humano tras encarnarse. Pura y virginal, María siente el flujo redentor en su vientre como el torrente salvífico que es el anuncio del ángel Gabriel. El vientre de la Virgen María, sin profanación alguna, es una morada digna para el Hijo de Dios. Ella contribuye a la salvación gracias a esta mediación de su maternidad divina y su cooperación posterior en la obra de Jesucristo. El Verbo se hace carne de verdad en el vientre de la Virgen María: Ella es la Madre del Verbo Encarnado, y esa divinidad se realiza en su cuerpo virginal. Autora de la Vida y la Salvación. Su maternidad es una relación trinitaria con Dios: el Padre envía al Hijo a su vientre, el Hijo se encarna en su vientre, y el Espíritu Santo le cubre todo el cuerpo hasta alcanzar su matriz.

La virginidad de la Madre de Dios fue, es y será excepcional y perpetua, tanto antes como después del parto. Y dicha virginidad la aceptó consciente y libremente para cumplir la voluntad inequívoca de Dios.

Su castidad nos salvó y nos hizo libres a través del fruto de su bendito vientre: Jesucristo, la vida verdadera que nos llegó a través de su Madre.

Gozoso02SEGUNDO MISTERIO GOZOSO:
LA VISITA DE LA VIRGEN MARÍA A SU PRIMA ISABEL

Caridad / Generosidad / Cooperación / Participación / Visitar y cuidar a los enfermos.
<<Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia>>.

La Virgen María se presenta, ante su prima Isabel, como el Arca de la Nueva Alianza. E Isabel le saluda, desvelando públicamente la maternidad divina de la Virgen María.

Así, la Madre del Hijo de Dios también vuelve a tomar conciencia de su maternidad divina, aceptándola con la misma fe y humildad que profesó durante la Anunciación.

La Virgen María es una mujer responsable, realizando la voluntad de Dios, movida por la caridad y por el espíritu de servicio: un buen augurio evangélico, la primera discípula de Jesucristo antes de los gloriosos acontecimientos.

Y la Visitación es una obra social de la Madre de Dios, una obra que anuncia a pequeña escala la monumental obra salvífica que llevará a cabo su Hijo para la redención del género humano.

Gozoso03TERCER MISTERIO GOZOSO:
EL NACIMIENTO DE JESÚS EN BELÉN

Pobreza / No-avaricia / No-envidia / Dar posada al peregrino.
<<No robarás>>.
<<No codiciarás lo que pertenezca a tu prójimo>>.

Jesús nació en Belén, cumpliéndose las profecías Bíblicas. Fue un parto virginal, sin derramamiento de sangre en la madre, porque no había ninguna mancha de pecado en la concepción virginal de la Virgen María.

Allí estaba José, el esposo de María de la cual nació Jesús. Porque Jesucristo no fue el hijo natural de José, sino exclusivamente de la Virgen María. Es importante pero circunstancial la presencia de José, puesto que no fue el padre biológico del niño Jesús.

La adoración de los magos es un homenaje al recién nacido Rey de los judíos, ya profetizado en el Antiguo Testamento. La Natividad es una bellísima escena de la ternura entre la Virgen María y su Hijo. Y Ella queda reflejada en dicha escena como la Madre del Rey desde el principio de los tiempos.

La Virgen María goza contemplando como los pastores y los magos adoran al Hijo de Dios. Ella misma medita la escena, y profundiza en el significado de semejante acontecimiento único, acomodándose a las circunstancias del nacimiento con humildad.

Gozoso04CUARTO MISTERIO GOZOSO:
LA PURIFICACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA Y LA PRESENTACIÓN DEL NIÑO JESÚS EN EL TEMPLO

Obediencia / Ofrenda

La purificación de la Virgen María se comprende como un trámite propio de las costumbres de la época, un ritual ya ajeno a la condición virginal de la Madre.

La pureza de la Virgen María es incuestionable como la Madre del Hijo de Dios que es, habiendo dado a luz virginalmente.

Ante Simeón, la Virgen María vuelve a ser consciente del destino doloroso pero salvífico de su Hijo.

Es aquí donde María conoce el camino que le espera pero, tal como lo hizo en la Anunciación, vuelve a dar un SÍ con total seguridad a Dios, sin dudarlo, sin detenerse a meditarlo pues Ella estaba preparada para el camino que le había sido señalado.

Gozoso05QUINTO MISTERIO GOZOSO:
LA PÉRDIDA DEL NIÑO JESÚS Y SU HALLAZGO EN EL TEMPLO

Piedad / Bondad / Maternal / Paternal / Dar buen consejo al que lo necesita.
<<Honrarás a tu padre y a tu madre>>.

La Virgen María expresa abiertamente su función protectora y maternal sin tapujos, siendo además muy consciente del especial cuidado que necesitaba el niño Jesús como inminente Redentor de la humanidad. Porque Dios ya le hizo saber que Ella era la Madre de Jesús, desvelándole la condición del Hijo del Altísimo y la misión salvífica que tenía encomendada.

El niño Jesús ante los doctores tiene una connotación casi pascual, augurando escenas propias del Jesucristo adulto.
El niño Jesús conoce su misión de Hijo, advierte que su naturaleza terrenal no puede ni debe inmiscuirse en los designios del Altísimo. La Virgen María parece incomodarse ante la respuesta del niño Jesús, pero enseguida comprende los claroscuros de su propia peregrinación. Todo cuanto le diga el Hijo de Dios será favorable, porque así le fue escrito en su matriz por el mismo Espíritu Santo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s